Blanca Navidad…o algo…

Hoy se “celebra” el Black Friday… lo que en el mundo occidental, se considera desde hace unos años el verdadero inicio de la Navidad. Ahora empieza en noviembre.

No sé vosotros, pero yo cada vez llevo peor esta “aceleración” del tiempo… será por mi necesidad de ir despacio por la vida.

Más allá de lo que a cada cuál le sugieran las Navidades, estas son unas fechas delicadas si lo que pretendes es llevar una vida más relajada, más sostenible y en general más en paz…  y si tienes la loca idea de practicar un consumo responsable el día de hoy ya es un desafío en toda regla…

Que conste que las rebajas están muy bien, y dado que muchos  productores sostenibles han optado por el  “si no puedes con el enemigo, únete a él…”  hoy también tienes descuentos en productos sostenibles. Que conste también que a mí  me gustan las fiestas ( todas en general ) sobre todo, porque no están las cosas para desperdiciar oportunidades de alegría y celebración… sean por el motivo que sean…

Pero ¿¿eso quiere decir que todo vale ?? Para mí, la respuesta es NO.

No creo que sea válido, que con la excusa de una celebración nos pasemos casi dos meses de excesos, en todos los sentidos y a todos los niveles… Compras desaforadas como si no hubiera mañana, de cosas que REALMENTE NO NECESITAMOS la gran parte de las veces, y que solo compramos en días como hoy, porque el supuesto “descuento” nos hace sentirnos menos culpables… sean sostenibles o no…Comilonas, bebida, decoración de usar y tirar, ciudades innecesariamente  iluminadas durante semanas….

¿¿¿Todo esto es realmente  necesario???

Ya hace algún tiempo que nosotros nos tomamos las Navidades con otro ritmo… ¿¿Cuántas veces habéis dicho vosotros mismos eso de ” las Navidades ya no son lo que eran, y esto es solo puro consumismo” ??…pues nosotros empezamos a cambiarlo.

Procuramos “limitar” las comilonas a los días claves y si las organizamos nosotros procuramos ser un pelín más austeros; que digo yo, que  no hace falta comer para los próximos seis meses de una tacada… lo mismo con los regalos; dejamos en espera alguna cosa que necesitemos o queramos (que  tampoco  somos santos )  para estas fechas y así matamos dos pájaros de un tiro… si podemos lo compramos con antelación, para evitar tentaciones como el día de hoy ( sí, lo sé… técnicamente comprarlos hoy es comprarlos con antelación…pero ya me entendéis .)

Me gusta decorar la casa, pero desde hace unos años, casi todos los adornos que ponemos los hago yo y bien se pueden usar todos los años, o son fácilmente reutilizables para otras cosas …

No se trata de volverse un monje y no celebrar nada, pero tenemos que encontrar un término medio. Desde hace unos años cada vez empezamos antes y no sé vosotros, pero yo el 22 de diciembre ya estoy hasta las narices de la Navidad … (paradoja MODO ON: aquí estoy escribiendo un post navideño en noviembre )

Nos hemos acostumbrado a vivir en esta permanente sensación de que “consumir” es igual a “celebrar”, que hemos perdido el verdadero sentido de las cosas.

Hemos perdido la capacidad de esperar y desear. Nada más triste.

El año pasado una amiga hizo unos calendarios de Adviento para sus hijos por primera vez  ( para quien no los conozca: son unos calendarios de diversas formas, que detrás de cada día tiene una pequeña sorpresa escondida, generalmente una golosina, para que los niños desde el 1 de diciembre hasta el 25 vayan abriendo una ventanita al día y saquen el regalito)

Los niños de 5 y 7 años presentaron dos grandes dudas:

…A eso le faltan días, mamá… si la Navidad empezó hace mucho “ … le dijeron el día 30 de noviembre, cuando se los dio…

“¿¿ Abrir uno cada día ?? ¿¿Para qué?? Si los abro ahora me como todas la chuches hoy y no tengo que esperar…”

Dejando de lado el hecho de que lo que a nosotros, como adultos nos puede parecer una idea maravillosa y divertida, no tiene por qué parecérselo a los niños ( que algo tendrán que opinar al respecto de su ocio) me parecen dos respuestas muy reveladoras de lo que está pasando con esto de las Navidades.

Es muy complicado no dejarse arrastrar por toda la parafernalia navideña que YA nos inunda, pero intentemos que los peques y no tan peques aprendan a diferenciar.

Las Navidades pueden ser una oportunidad perfecta para estar con la gente que quieres       ( sean familia o no) divertirse y celebrar que empezamos otro año, pero estoy segura de que podemos hacerlo sin arruinarnos física  y económicamente… y sin cargarnos el planeta. Pensemos antes de hacer.

Intentemos plantearlo de otra manera, juntarse a comer con la familia  y los amigos está muy bien, pero podemos comer menos y salir a pasear después, al fin y al cabo se trata de estar juntos, ¿no?

Regalemos menos cosas y más experiencias a los niños ( y no tan niños) : Ir al campo a ver un atardecer de invierno (de los más bonitos por esas fechas, si el tiempo lo permite ) puede ser una experiencia inolvidable… o a patinar o  ir a un espectáculo infantil …lo que sea… el caso es estar juntos, ¿no? Se trata de vivir, no de acumular.

Compremos regalos artesanos, de proximidad  y sostenibles para el planeta… las cosas hechas con amor y cuidado nos ayudan a cuidarnos unos a otros… y de eso se trata, ¿no?

Navidades-slowlife-sostenibilidad
Foto by: @alesconditeinglés

Y  si eres de aquellos a quienes no les gusta la Navidad, reprime tus ganas de huir y ten PACIENCIA …Todo pasa, ¿no?…

Anuncios

2 comentarios en “Blanca Navidad…o algo…

  1. Odio la Navidad de ahora!!!!!
    Sí, así de radical y de gruñona sueno!!!! y es que las Navidades de ahora no son lo que eran antes.
    Me agobian los centros comerciales llenos de gente, coches por todos los lados… consumismo puro y duro…. comprar, comer y beber por encima de nuestras posibilidades….
    Mas cantidad de regalos pero cada vez menos personalizados…
    Echo de menos las Navidades de antes, cuando comprabamos todos los regalos en el barrio, preparar la bandeja del turrón con mi padre, preparar la cena con mi madre, quedar con los amigos a tomar una sidra antes de la cena, y jugar al bingo con la familia en casita…
    Pues este año voy a hacer todo lo posible por tener unas navidades como las que me gustan!!!! Porque al final la vida es como la queramos vivir…

    Le gusta a 1 persona

    • No puedo estar más de acuerdo contigo ..!!! No creo que seamos gruñonas … De hecho creo que todo lo contrario …!!! Somos unas optimistas ..!!! Ese es el espíritu de todas las fiestas ( da igual cuales sean tus creencias ) disfrutar, pasarlo bien y compartir … Y todo esto , tiene bastante poco que ver con los centros comerciales, creo yo . UN ABRAZO.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s