Minimalismo en nuestras vidas: cuando “menos es más”.

 

Minimalismo para una vida sostenible
Foto by: @ChemaMadoz. Podéis ver su trabajo en aquí

Hace unos días dejaba un comentario en una publicación de  la revista Gansos Salvajes sobre el minimalismo ( podéis verlo aquí ) y me hizo recordar  un post sobre  el  cambio de armario sostenible que hice hace unos meses.

Hablabamos de  “sistemas de orden” tan de moda en estos tiempos… ahora es el método Kondo, antes fue el Feng Shui, y hay otros muchos…Volver a pensar en todo esto, me hace preguntarme varias cosas:

¿¿ Por qué muchos tenemos esa relación amor/odio con el orden??  ¿¿ Por qué le damos un valor y una presencia tan destacable en nuestras vidas a los objetos ?? .

Desde que inicié esta aventura, estoy mucho menos apegada a las cosas ( aunque apostaría a que sigo teniendo muchas más de las que realmente necesito… cosas del consumismo occidental, me temo ) de lo que estaba hace un año, sin ir más lejos.

Haber empezado a vestir sostenible ha hecho que mi armario, por ejemplo,  esté mucho menos concurrido. Fijarme en la procedencia y tener que estar muy convencida antes de comprar algo de ropa ( porque la moda sostenible es más cara, esto es así) ha hecho que me sienta muy apegada a las prendas de ropa que tengo ahora . Me dan buen rollo.

La gran mayoría de la ropa que he dejado de ponerme la he reciclado o donado… y liberar ese espacio en mi armario y en vida no me puede haber sentado mejor.

Desde pequeña he vivido con la etiqueta de “desordenada” y ahora que empiezo a trasladar esta filosofía del “orden del armario” a mi vida y que me estoy volviendo mucho más minimalista resulta que no lo soy tanto…

“Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar”… más razón no se puede tener… ponerlo en práctica es una de las mejores cosas que podéis hacer.

Eso no quiere decir que a veces no nos asalte el desorden, un poco de caos no es el fin del mundo… (hay semanas en mi casa que no vemos la mesa del salón, de la de cosas que dejamos encima)… pero cuando ordenas todo es rápido y fácil.

No soy muy fan de los “sistemas de orden”, no porque no me parezcan útiles, si no porque no me gusta esta tendencia actual de controlar y sistematizar cada fracción de la vida…Me pasa también con el consumismo .

Con esta necesidad creada (y lamentablemente aceptada por casi todos nosotros) de que necesitamos COSAS para no ser desgraciados, ya ni siquiera ser “felices”, y las compramos a costa de lo que sea:  del medio ambiente,  de las personas, de nosotros mismos muchas veces, del espacio mínimo para vivir…

Por eso me ha gustado mucho esta aproximación al minimalismo (no desde una visión estética y/o decorativa ) si no de cómo te hacen sentir las cosas que tienes.  Sobre tomar conciencia de la cantidad de cosas que ponemos en nuestra vida y  que nos quitan energía y espacio vital.

El principio de una vida sostenible empieza por nosotros mismos, por hacer limpieza dentro y fuera de nosotros…por tomar conciencia del auténtico costo de  las cosas, su impacto, su huella ecológica, su huella social , etc… no solo el precio de la etiqueta.

La tarea es complicada no, lo siguiente… pero estamos en ello.

No creo que nunca llegue a este  nivel de minimalismo extremo: Vivir con lo mínimo. pienso que la mejor manera es adaptar cada paso a nuestra personalidad y yo me temo que soy un pelin más sentimental… pero no dejan de ser ideas de lo más interesantes  para reflexionar y espero ir incorporando alguna a mi vida slow.

¿¿ Y vosotros sois minimalistas??

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s